Apocalipsis Capitulo 21


CAPITULO XXI


VERSICULO 1
“VÍ UN CIELO NUEVO Y UNA TIERRA NUEVA”
Esto significa: UN NUEVO SISTEMA. No un cielo literal u otra tierra vea 2 Pe.3:5-7, donde los cielos y la tierra actual es lo que fue “los nuevos cielos y la nueva tierra”  después del diluvio, es decir: UN NUEVO ORDEN.
El término griego καινον, “kainos” que se traduce nuevo no a cuanto a tiempo, sí nuevo en cuanto a forma o cualidad. No se destruye lo que existe, se renueva, “palingenesía”: “re-crear”, regenerar Mat.19:28; Hch.3:21.
Es la esperanza de la Iglesia Isa.65:17-25; 66: 22; 2Ped.3:13; Rom.8:19-22. Es el comienzo a la eternidad del reino de Dios Dan.2:35 y 44; 7:18, 22, 27; Luc.21:30, 31; Apoc.11:15; Apoc.22:5 etc.
El griego para nuevo hablando es “neos” y no es la palabra que se usa aquí.

“EL MAR YA NO EXISTIA MÁS”
Es decir, los impíos, los malos Isa.17:12,13; 57: 20; Sal.37:10, 20; 92:7 etc.

VERSICULO 2
LA SANTA CIUDAD
Es un símbolo de la Iglesia (versos 9 y compare con 10, 22, 23; Apoc.22:1-5; Isa.60:19, 20.)

“DESCENDER DEL CIELO”
Es un símbolo cuando lo tomamos en su conjunto, de la presencia del Reino Celestial a plenitud, que reviste a la Iglesia de su Morada Celestial. Es símbolo del reino. La Ciudad esperada por los fieles de Dios, vea Isa.52:1; 54:11, 12, 61:10; Heb.11:10, 14, 16; 13:14.
La oración “venga tu reino” también trae la idea de un “descenso” pero lo que pedimos es que se manifieste plenamente lo que ya es una realidad. Hay una realidad presente y una futura.
Este “descenso” es el cumplimiento de lo que aún es futuro, pero que ya está en nosotros parcialmente como una realidad presente. El versos 3, justamente nos confirma nuestra interpretación.

VERSICULO 15 AL 21
“LOS MINERALES”
Todos los minerales aquí descriptos, nos revelan, de alguna manera conocida para nosotros, la glorificación de la Iglesia, sus vestiduras inmaculadas como fue vestida Isa.52:1; 54:11, 12; Ef.5:27, edificada con materiales espirituales imperecederos 1Co.3:12.

“LOS NÚMEROS”
Los números también son simbólicos nos hablan de orden, perfección y organización de la Iglesia. Perfección que muchas veces la buscamos hoy, claro, no la hallamos, “las cosas primeras no han pasado aún”. Esta Iglesia se está edificando todavía, pero así será cuando sea “Morada de Dios en el Espíritu” Ef.2: 20-22.

LA CAÑA DE MEDIR DE ORO”
Vers. 15: Esta “vara”, ya la estudiamos en Apoc.11:1, y mide la vida espiritual de la Iglesia.
Aquí esta vara es de oro. En Apoc.11:1, solo era una caña, claro, era también para medir la vida espiritual, pero de una iglesia aún imperfecta. Aquí es diferente. La “vara” es de oro. Ya la Iglesia perfecta. En esta Iglesia, nada menos que el oro espiritualmente hablando, estará formándola vea Ez.43:10, 11; 40:20; Zac.2:2; Ef.3:16-21.

VERSICULOS 22 AL 27
Estos versículos son paralelos a: Isa.60:19, 20; Isa.60:11. Lo que allí es Israel, aquí es la Iglesia.
Cuando leemos que no tienen necesidad de sol ni de luna, sé esta refiriendo a dirigentes humanos innecesarios, y que estarán a plenitud, Dios, el sol, Jesucristo, la luna, vea Isa.60:19. Literalmente, el sol y la luna son eternos Sal.89:36, 37 etc.
Aquí tenemos la Iglesia, y recién aquí como luz de las naciones vea Isa.35:2; 40:5; 60:1-3, 11-22; 62:2; 66:18.
Glorificada en todo su esplendor y reinando sobre toda la creación, no solamente por mil años, sino por los siglos de los siglos Dan.2:35, 44, 45; 7:14, 18, 22, 27; Apoc.22:5.
“SI LE INTERESA SOLICITENOS UN ESTUDIO PARA AMPLIAR”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada